Hay partes de la historia que pasan desapercibidas y que Sector 6 recupera gracias a su denodada y completa tarea de información.

Así se ha tenido acceso a unas fotos que reflejan el ambiente festivo que imperaba el Día de la Victoria (The “V” Day) en el Reino Unido. Después de tantos años de sangre, sudor y lágrimas los británicos celebraron por todo lo alto el haber ganado finalmente la guerra. Y como no podía ser menos su primer ministro y uno de los más importantes artífices de la misma, Sir Winston Churchill, se fue a celebrar tan magno acontecimiento al Red Lion, el pub que le pillaba más cerca de su residencia de Downing Street.

Todo empezó con un par de pintas y unos cigarros que dieron paso al incontenible alegre desenfreno en el que el señor ministro se marcó un concierto skatalítico que causó furor a la concurrencia y que duró hasta que el cuerpo de seguridad pudo llevar al exhausto Sir Winston de vuelta a su cama.

Dicen que el improvisado showman desafinaba, y rodaba más que bailar por el escenario, pero eso a nadie le importó.

Churchill bailón 02Churchill bailón 04Churchill bailón 03