En una de las escenas del Fotocómic “Anna” de Sector 6, Hans se despide de su amigo Bobby saliendo de permiso del campamento.

Lo más difícil de algunas escenas es evitar que lo que nos rodea pueda romper la escala, y con ello la magia. Hay que elegir escenarios creíbles despejados de elementos que nos devuelvan a la realidad o, en su defecto, camuflarlos o suprimirlos. En este caso hubo que hacer encaje de bolillos, porque estaba en la entrada principal de una casa. Teniendo en cuenta la perspectiva, se fueron superponiendo figuras y accesorios, a modo de barreras, para tapar visualmente estos elementos. El desenfoque de los últimos planos ayuda a que en el resultado no se aprecien la puerta, los árboles, la valla…, ni el buzón de la entrada.