En el mismo artículo de Sector 6, en el que se hace referencia a las hamacas, hay otra foto en la que los prisioneros británicos disfrutan de una de sus aficiones preferidas: la jardinería. Para ello se tenía que equipar a estos prisioneros con todo tipo de herramientas. Se tenía que hacer ver que sus captores hacían todo lo posible por contribuir a su bienestar. Como elemento imprescindible se empezó por hacer una carretilla.

Rueda

Rueda

La rueda fue lo primero, ya que a partir de ella quedaría definido el tamaño. Se hizo con sucesivas planchas de estireno para dar el grosor adecuado.

Carretilla

Carretilla

El chasis se construyó de aluminio como los refuerzos del contenedor, y este último se hizo de madera. A la rueda se le añadió una banda de caucho, tan auténtico como los de entonces.

Podadera

Podadera

Después les tocó el turno de fabricación a otros accesorios más sencillos, como una manguera y unas tijeras podaderas. La boquilla de la manguera se hizo con otra de bolígrafo y se la dio relieve con piezas de estireno para simular el mecanismo de apertura y cierre de agua. Para el cuerpo se aprovechó cuerda de silicona de las que se utilizan para hacer complementos. Las tijeras de podar se realizaron con materiales que también intentaran ser parecidos a los verdaderos: Mangos de madera, con hojas y refuerzos de metal. Al final los británicos seguían siendo prisioneros, pero felices.