Durante un combate con carros blindados no es raro quedarse sin munición. Dependiendo de la logística se pueden acercar al frente vehículos de aprovisionamiento, o los mismos tanques pueden acercarse a depósitos de munición estratégicamente situados para la ocasión. En este caso nuestro Tigre I recarga proyectiles en un depósito durante unas maniobras en Francia.

 

 

Depósito de munición Al frente Revista Recargando